Karma y dharma

¿Qué es el Karma en realidad?

Es muy fácil, o cuando menos cómodo, suscribirse inconscientemente a la creencia de que estamos en esta vida y nos hemos reencarnado para “quemar karma”, para expiar pecados pasados, o que estamos aquí castigad@s porque se nos desterró para castigarnos por nuestras malas acciones o decisiones erróneas, que estamos aquí porque tenemos que redimirnos para así poder volver al influjo de la buena gracia de Dios.

Y todo ello es una mentira- porque es una ilusión.

Lo primero que tenemos que entender es que la gran mayoría de nosotr@s solemos ser concebidos y traídos al mundo bajo la limitación y el condicionamiento que imponen la vergüenza, la inadecuación y la culpabilidad que sienten a nivel inconsciente tus progenitores, además de tu línea ancestral a causa de todos los siglos de condicionamiento socio-cultural que, si naciste en un entorno católico-cristiano, gravita entorno a este mensaje : ” eres defectuos@ y tienes mucho que arreglar, porque naciste del pecado original”. ¿Te cambiaste de religión y ahora eres sintoísta, o budista, o hinduista porque te querías rebelar contra el yugo judeo-cristiano? Todo más de lo mismo- te voy a ir explicando, sin nada que juzgar, para que comprendas cómo operan tus programas en tu subconsciente.

La vergüenza que sentimos de Ser a nivel inconsciente al estar impresos por todo ADN psicoemocional crea filtros inconscientes de percepción que, aunque tú no quieras, afectan la manera como ves tanto la vida como cualquier sistema de creencias espiritual, metafísico, o cualquier idea religiosa que adoptes.

Para darte cuenta de lo que es aquello a lo que llamas karma, observa las cosas en tu vida que no puedes cambiar ( por ejemplo, tu estatura, tu género, tu raza, etc.) y las que sí puedes cambiar ( muchas) y detente a ver cómo opera la ley de elección y consecuencia. Cuando eres consciente de tus límites y de lo que puedes y no puedes cambiar, y además lo aceptas, estás más cerca de observar desde un nivel simbólico más cercano al Alma y más desapegado del ego herido, un ámbito donde un@ se desprovee de la vergüenza y la inadecuación y se es más intuitivo, para poder ver así la infinita perspectiva y la enorme complejidad de lo que conocemos por karma- algo mucho más complejo y holográfico ( multidimensional) de lo que puedas imaginar. Es desde esta posición elevada que puedes recuperar el poder tu libre albedrío consciente y amoroso, para que así puedas crear conscientemente la vida que más deseas y quieres.

Much@s de nosotr@s nos aproximamos a la idea de misticismo a través de marcos religiosos preestablecidos y que se basa en la práctica y los dictados de un grupo. Cuando, en realidad, de lo que aquí se trata en pleno siglo XXI es de que ya empecemos a experimentar la divinidad según nuestras propias, íntimas y personales normas… no ya a través de lo que dice el grupo que es Dios, o cómo comprende el grupo a Dios y el karma. Si tú no te quedas a solas con la divinidad, no puedes comprender cómo funciona la co-creación de tu vida.

Como almas encarnadas, nos hemos embarcado en este viaje a la Tierra desde la pre-vida/ el más allá/ el ámbito espiritual, sea como sea que se le quiera llamar, y hemos “aterrizado” en este planeta – digo aterrizado para explicar esto de forma un poco lineal- , pero en ese ámbito del que venimos no existe ni el catolicismo, ni el budismo, ni el judaísmo, ni el islamismo… Allí sólo existe la Verdad. Sólo existe la experiencia de dios, o la divinidad, que además es algo que en último término, nunca podremos nombrar o explicar con palabras, pese a los intentos de mch@s. Por lo que, si un@ se encuentra en una senda de conocerse a sí mism@ y de misiticismo, se le hace necesario ir retirando una a una las capas del condicionamiento que ha ido estratificando su identidad… para finalmente llegar al alma y núcleo de su Ser, donde lo único que existe es el Silencio Místico. Ahí cesan las necesidades de “demostrar”, y el “ya les dije”, y el “yo tenía razón, miren” que tanto distraen a las élites pensantes de su verdadero propósito en el planeta.

El Alma no es un ser o una entidad cultural. Es un ser celestial. Luego entonces, si el alma no es un ser cultural, nuestras ideas culturales acerca del karma basadas en la vergüenza y el castigo son simplemente falsas e ilusorias: son subproductos de nuestros egos grupales y socio-culturales condicionados por cómo se han ido legando las percepciones falsas acerca de las dinámicas de causa/efecto, elección/consecuencia, “pecado original”, y un dios o varios dioses siempre enfadados con nosotros por lo vergonzante e indigno de nuestra conducta, preparados para condenarnos, exiliarnos y castigarnos porque no merecemos Amor…

Es un momento adecuado para des-hacerse de todas estas cadenas de creencias ilusorias y de ir madurando espiritualmente, con Saturno, Neptuno y Júpiter en sus respectivos domicilios; por otro lado, el tiempo apremia. Es momento de observar la Verdad de que:

KARMA =  PATRÓN DE CONDUCTA =>>> RESULTADO

El resto son todo literaturas ( que venden muchos libros, por cierto).

Vamos a ir por círculos, desgranando todo esto poco a poco para profundizar cada día un poco más en lo que es el Karma, que sí existe y es una ley natural, pero tiene poco que ver con lo que se te ha venido diciendo que es. En la entrega #2# voy a apuntar directamente a cómo la percepción ilusoria de la divinidad afecta a cómo se practica la astrología, se lee una tirada de Tarot, o está en la base misma de pseudo-filosofías como el Secreto, la Ley de la Atracción, cursos más o menos acelerados de Milagros, las happy-neuro-bio-teorías, etc.

** Tertulianos y aficionad@s a la dialéctica en general, por favor, comprendan que no tengo nada que explicar, porque ya lo hago en el texto, ni tampoco que demostrar, porque ya lo hace la vida con sus leyes naturales. Tampoco es mi afán convencer a nadie de nada por lo que, si el texto no les satisface, muévanse hacia otro tipo de contenidos más afines a su nivel de vibración. Comprendan de verdad que todo es Amor. Gracias!***

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s