Uncategorized

¿Marte ON y sientes tu ira, o Marte OFF y tienes I.A.R.?

Marte es el Guardaespaldas del Sol y por tanto su función natural es vehiculizar, canalizar y utilizar el impulso agresivo en todo su rico espectro como energía básica para propulsarnos hacia nuestro Destino. Cuando permanece en disfunción operativa, la probabilidad de permanecer en la proverbial rueda de hámster repitiendo patrones kármicos se dispara, ya que la función natural y orgánica del principio de Marte se subvierte y queda vuelta del revés, como suele quedar un calcetín sucio.

Marte gestiona gran parte de los contenidos en nuestra psique que encerramos “bajo llave en el armario” de nuestra Sombra: todos los patrones de supervivencia que adaptamos de pequeñ@s tienen todo que ver con el planeta rojo y con cómo se nos condiciona desde el entorno socio-familiar y cultural a des-naturalizar todas esas partes “problemáticas” que afloran instintivamente en los individuos para favorecer el estatu-quo de la tribu.

Así, en la edad adulta, la mayoría de nosotr@s nos encontramos con que, tal y como se nos adiestró a hacer mientras crecíamos,  no nos autorizamos a sentir nuestros impulsos agresivos que reprimimos, negamos, proyectamos o de los que, directamente, nos disociamos.  Esto además de engrosar nuestra Sombra cada día un poco más, a nivel práctico lo que desencadena es un declive progresivo en nuestra sexualidad, bloqueos en nuestro impulso creativo y un enquistamiento del sistema en el que se basa nuestra autoestima individual que nos desconecta de nuestros valores personales y necesidades genuinas, dejándonos a merced de los vaivenes y predilecciones del colectivo, que puede llegar a suplantar por completo nuestra voluntad individual sagrada y soberana.

En las culturas de predominio patriarcal el ejercicio práctico del principio de Marte está, por defecto, obliterado de la psique femenina y reservado sólo para unos pocos (o sólo para algunos más siempre y cuando así interese a esos pocos) “hereder@s” del poder. Por lo que, si no estás en una senda de individuación consciente en la que puedas ir transcendiendo los filtros socioculturales de la mano de un Guía, Marte no está funcionando de manera óptima en tu horóscopo ( no importa lo “muy bien aspectado”  o “dignificado”que esté) y eso lo vas a notar, lo vas a sentir en el karma manifiesto de dos maneras básicas que son como dos caras de la misma moneda- la moneda de supervivencia saturnina-neptuniana que usamos como trueque para sentirnos “incluid@s”, cuando aún no nos hemos empezado a diferenciar de la tribu:

  1. Una agresividad pasiva basada en el victimismo/la victimización y un empeño en explicar todo lo que te ocurre según los parámetros limitados de tumente racional

    2.  Lo que yo llamo el síndrome de la I.A.R., o ira de la autoestima retroactiva.  Esta es una fase que está más avanzada respecto de la anterior, pues si la estás padeciendo, quiere decir que estás empezando a permitirte sentir la ira, la cólera, la frustración y el enojo que no pudiste sentir en el pasado, cuando eras un ser indefens@, sin recursos y expuesto a la autoridad externa y se viol(ent)aron tus límites. En aquel entonces, no pudiste defenderte ante la extra-limitación de tus cuidadores, pues tu autoestima se estaba formando todavía y era extremadamente frágil aún para dejarte hacer prevalecer tus límites y derechos fundamentales a ser escuchad@, oíd@, respetad@ y tenido en cuenta. Eso es perfectamente natural así…. Y es ley de vida- debemos aceptarlo que eso funciona así y así acordamos en nuestro contrato cósmico que sucedería.

El problema es más ahora, cuando tienes 40, 50 o 60 años y sigues sin poder defender tu espacio, tu lugar en el mundo, sigues abdicando de tu voluntad a cada momento, condicionad@ por aquella sumisión condicionada y predestinada a manos de fuerzas mayores que tú, ante las que no pudiste hacer prevalecer tus límites… y sientes la ira y el enojo que en aquel momento, y durante todos los años de tu vida después, no te has estado permitiendo sentir porque tu frágil autoestima no estaba configurada (actualizada) para ello.

Así que, a partir de ahora, cada vez que sientas ira, cólera y todo ese espectro de emociones y no sepas ni por qué es, cada vez que un mensajero diga algo y empieces a proyectar contra él/ella como si sus palabras fueran el origen de tus problemas, cuando la tomes con una persona con quien ni siquiera tienes una relación personal, date cuenta que estás teniendo tu episodio de IAR… : estás tomando a esa persona o ese acontecimiento para descargar y expresar el enojo que no pudiste mostrar ni hacer valer frente a aquel padre, aquella madre, aquel abuel@, tí@, profesor@, cuidador, figura de autoridad que se extralimitó contigo (como  seguramente antes habían hecho con él/ella). Puesto que para la psique el tiempo es holográfico (no es lineal) ese Niñ@ Herid@ está asomando ahora su cabecita con su indignación y su enojo para que lo atiendas y hagas prevalecer tu madurez espiritual proporcionándole seguridad, protección, y la autoestima que se basa en el don de la ACCIÓN SAGRADA.

Padecer de IAR (sin caer en la tentación de hacer de ello una identidad y un modo de vida, como tiende a hacer la mayoría) es, por lo tanto, un síntoma inequívoco de que estás en tu camino hacia la autoestima espiritual, un upgrading con respecto a la autoestima convencional exo-referenciada. Felicidades y déjate GUIAR para poder hacer algo fructífero con ello!

@@@ Más sobre tu IAR trabajando conmigo a nivel individual @@@@

Este artículo lo he escrito yo, Rosana Cueto Merayo, el 5/6/2019 en toda su integridad. Un artículo como este lleva la seña inequívoca de identidad de una creadora que escribe desde el genio y la originalidad, por lo tanto- no pierdas tiempo ni energía copiándolo y pegándolo para atribuírtelo. No pierdas tiempo apropiándote de la obra que no es tuya, y en lugar de eso, empieza a convertirte en tu propio geni@ creativ@  😉 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s