Arquetipos

Aries, Leo, casas 1 y 5, los aspectos Sol-Saturno Y el arquetipo del Narcisista

Igual que tod@s tenemos un Sol astrológico en nuestro horóscopo, el arquetipo del Narcisista es un patrón de conducta universal- tod@s sin excepción lo tenemos, en mayor o menor grado, activado. La gran diferencia la pone en qué grado del espectro manifestamos esa conducta y,  de manera muy importante, hasta qué punto somos conscientes de ello.

El elemento Fuego, especialmente en los signos de Aries y Leo, y el estado de las casas 1 y 5 en nuestro horóscopo suelen describir de manera bastante obvia nuestro nivel de narcisismo. Otros indicadores menos obvios, como pueden ser el emplazamiento de Plutón en Leo, el hecho de tener Saturno natal en retroceso o los contactos de nuestro Sol con Saturno, Saturno en Aries o Leo, así como un Capricornio fuerte en la carta natal, suelen revelar una forma más sutil, quizás menos obvia, de narcisismo.

Un narcisista es una persona que no ha conocido aun la fuerza y el calor del brillo solar de su Yo. Es incapaz de nutrirse de su propia luz y el brillo heroico de su autoestima y por ello busca inconscientemente maneras sustitutivas de hallar la auto-estima que le falta y no logra encontrar dentro de sí, lo cual suele hacer invadiendo el espacio vital de otras personas ( a menudo emparejándose con co-dependientes), intentando captar la atención de manera activa o pasiva para paliar el temor secreto que alberga de no ser suficiente, o relevante, o importante.

El mensaje que recibió de niñ@ alguien que después adopta tácticas narcisistas de supervivencia es que no tenía derecho a brillar, a Ser, a expresarse con libertad, originalidad, desde la fuente de su ser creativo, y que tenía que estar supeditad@ a otra persona más importante y con más valor, generalmente el padre, la madre o cuidador(es) primordiales en la infancia. A este niñ@ se le prohibió descubrirse y expresarse a sí mism@, por ello en la adultez necesita chupar la energía creativa de los demás, y hacer que todo gire entorno a ell@s, para intentar colmar el vacío que sienten en su interior y su falta de potencia creativa. Una imagen clásica que tenemos del Narcisista es alguien que hace que todas las conversaciones giren entorno a ell@s, y que carece de interés y compasión por nadie- nada que no sea él o ella misma les interesa. Estas personas pasan el día hablando de sí mism@s y nunca se interesan por la vida de los demás: necesitan que todo gire entorno a ell@s todo el tiempo, sea directa o indirectamente… Esta es la faceta más conocida de este arquetipo y su proverbial falta de compasión, o conexión.

El arquetipo del Narcisista está íntimamente ligado al del Vampiro y ambos albergan un profundo temor y complejo de insignificancia, una ausencia flagrante de auto-confianza, debido a la falta de aceptación temprana y a cómo sus cuidadores hicieron el brillo natural de su Niñ@ interior opaco. Un brillo que, como adulto, aun no se ha autorizado a expresar y que intenta llenar o suplir buscando su valor intrínseco fuera de sí en el entrono y utilizando diversas máscaras. Paradójicamente, una de esas máscaras puede ser la timidez o el ser llamativamente reservad@ , cayendo en la variante arquetípica del “Agujero Negro”, donde la persona busca ser el foco de atención mediante su silencio o su capacidad de “congelar” la energía a causa de su falta de Amor tanto por sí como por los demás. Las variantes más inconscientes de narcisismo las vemos operativas más en un “observador” o “falso tímido” que en un showman o payaso, por eso este patrón de energía puede llegar a ser tan escurridizo, y es muy poca la gente que se identifica con él: es aquí que estamos en el ámbito “saturnino” del espectro, ya que el elemento fuego siempre va a ser es más obvio y exhibitivo. Las técnicas para intentar llenar ese vacío pueden ser altamente individualizadas y se pueden ver explicadas ya a primera vista por lo que hace Venus en el horóscopo- Venus suele explicar muy bien cómo obtenemos y generamos estima a partir del entorno!.

El narcisismo como fenómeno psicológico es algo que merece la pena estudiar con detenimiento, pues en mayor o menor grado nos afecta a tod@s. Recomiendo  leer la obra indispensable “Los Planetas Retrógrados” de Erin Sullivan, sobretodo si tienen Saturno natal en retroceso, el Sol en Capricornio o en Leo, o en aspecto con Saturno, y si tienen indicios de personalidad que ha quedado “fijada” como indican la presencia del Nodo Sur y /o Plutón en Leo ( y en mucha medida en Aries) en la carta natal.

 

Rosana Cueto Merayo (c) 2019

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s